Comienza a vender en internet, crea tu tienda virtual con nuestro tutorial paso a paso Quiero aprender

Cómo empezar a escribir tu blog – 5 tips infaltables

Cómo empezar a escribir tu blog

Te voy a hacer una pregunta que solo tú sabes cómo responderme. Qué has dicho -o qué cara has puesto- cuando te dicen, ¿escriba sobre <algo>? Yo siento que esto es peor que una orden de la mamá cuando uno no quiere atender. ¿O estoy siendo muy dramática? Si llegaste hasta el final de este primer párrafo es porque estás buscando una forma de empezar a escribir tu blog, y aquí vas a encontrarlo.

Como siempre digo: escribir no debería ser un dolor de cabeza. Debería ser una forma de bajarle al dolor de cabeza. Puede que te suceda de seguido que tienes tantas ideas dando vueltas de manera desesperada en tu mente, que todavía no sabes cuál es la más importante; o cuál de ellas elegirás para escribir tu primer blog. Y seguramente te pasa que cuando por fin eliges esa idea que te parece magnífica y ya estás listo para enfrentar la hoja en blanco, saltan otra cantidad de ideas para desarrollar tu blog y quedas igual que al inicio, ¿por dónde comienzo? Por favor no abandones, aquí estoy yo para guiarte con la escritura de tu primer blog.

En este post te daré 5 pautas claves para empezar a escribir tu blog. Los verás divididos en dos grandes temas que te servirán para ir un paso a la vez con tu proceso de escritura. 

  1. Dos tips prácticos para organizar tus ideas y escribir mejor
  2. Tres claves fundamentales para escribir un blog  

Dos tips prácticos para organizar tus ideas y escribir mejor

Además de contarte sobre los principios básicos que toda persona que se dedique a escribir, debería conocer, te voy a hacer un spoiler. Saber esto te ayudará a escribir mucho más rápido y serás más consciente de cada línea que produces. Así que, aquí te presento dos puntos clave que no puedes olvidar cuando estés escribiendo tu primer blog. 

1. Tu lector: ¿a quién le estás escribiendo?

Antes de sentarte a escribir, reflexiona sobre esta pregunta. Al hacerlo, será mucho más fácil establecer la intención del mensaje, pues así podrás darle un sentido más educativo, descomplicado o quizá más académico. Nota: si no sabes a quién le estás escribiendo, no sabrás realmente cómo debes decirle por escrito lo que estás pensando. Tener claridad sobre tu lector te ayudará a darle más impacto a tu mensaje. Un ejemplo muy práctico del día a día: Es diferente cuando le escribes a un amigo contándole que estás enfermo… a cuando le escribes a tu jefe que estás enfermo.

Al amigo: Kiubo… Estoy más enfermo, hoy fui al médico y me mandaron un poco de pastas y dos días de incapacidad… La verdad es que me siento re mal. Te estoy contando cómo me va cuando me tome las pastas. 

Distinto a: 
Buenos días, señor ManuelLe escribo este correo porque ayer fui al médico y me diagnosticaron gastroenteritis. El médico me dijo que tengo dos días de incapacidad. Adjunto la fórmula médica. 
Gracias por su comprensión. 

¿Qué tal estuvo eso? ¿Cuántas veces has pensado cómo redactarle un correo a tu jefe y le das muchas vueltas? Conocer al lector te da una idea sobre cómo tienes que escribirle para que el mensaje sea claro. 

2. La cantidad de ideas vs. Cómo las acomodo

Te habrá pasado alguna vez… en la universidad o en tus ratos libres, que, inexplicablemente las ideas llegan. Pareciera casi como si una musa divina se te apareciera justo cuando quieres escribir. Y para tu sorpresa, no. No es la musa. De hecho esta aparición de ideas está relacionada con aspectos de tu vida que están marcados por la relación que tienes con tu entorno, personas que frecuentas o información que adquieres en un momento específico. El impulso de escribir es la manifestación de la creatividad para que plasmes tu interpretación del mundo en un blog. 

Bien decía Franz Kafka -famoso por su libro, La Metamorfosis- que “un tema no es lo que ocurre. El tema es una luz que apunta el camino que debemos seguir en la escritura”, por eso te dije anteriormente que, tener el impulso de escribir es una manifestación y como tal, debes agarrarla y no dejarla ir. Entonces, ¿cuántos temas tienes en la cabeza? Aquí te doy una estructura que puedes aplicar para acomodarlos desde que llegan a tu cabeza, hasta que quieres escribir: 

  1. Haz una lluvia de ideas de todas las ideas que tengas en la cabeza. Este ejercicio puedes hacerlo a diario, ya que todos los días estamos produciendo ideas. 
  2. Agrúpalos según un criterio que puede ser la relevancia (interés de tu lector) o también en categorías, por ejemplo: tecnología, amor, trabajo, amigos.
  3. Después, elige una de esas ideas y empieza a escribir en líneas (es decir, en viñetas o bullet points) las ideas más pequeñas de esa gran idea. Estas ideas las puedes clasificar en idea principal e ideas secundarias. 
  4. Revisa el curso de Tutopress: aprende a organizar tus ideas para escribir mejor, para que veas el final de esta técnica y cómo empezar a escribir una oración, después un párrafo y finalmente, una hoja completa

Tres claves fundamentales para escribir un blog

Creo en el poder que tiene la escritura para transmitir nuestras ideas. ¿Sabías que hasta para hacer un video, necesitas escribir? Para vender en redes sociales, tienes que escribir un buen copy… Para posicionarte en Google, tienes que esforzarte por hacer artículos que le gusten a señor Google en términos de SEO y densidad de palabras; como para ponerte un ejemplo, tu artículo debería tener mínimo 900 palabras para que sea leído primero por Google y después por un internauta. 

1. Elige el tema de tu primer blog

Aunque ya lo hablamos en el punto anterior, saber elegir el tema -o los temas- es lo que realmente te posiciona como un experto. Te recomiendo que, de esa lluvia de ideas que hiciste anteriormente, marques cuáles son los temas que dominas en un 80% a 70%, así sabrás con cuáles de ellos te puedes sentir más cómodo desarrollando un artículo con una longitud que convenza a los buscadores. 

Bonus: la investigación es clave. Si hay temas que no dominas en un 80%, te recomiendo que hagas investigación de ese tema y tengas tus notas guardadas en aplicaciones como Google Keep o Evernote

2. Selecciona la plataforma en donde quieras publicar tus blogs

En mi caso, mi sitio web está en WordPress por que hace bastante tiempo que lo tenía. Pero, recientemente hice algunos cambios gracias al tutorial aprende a crear tu página web desde cero sin programar. Sin embargo, si crees que WordPress todavía te puede dar una espera a que tengas contenidos más maduros, y quieres arrancar con una plataforma más sencilla, mi recomendación es Blogger

También hay otras plataformas como Tumblr, que es más visual y te permite combinar imagen y texto; aunque esta plataforma privilegia la imagen. ¿Mi recomendación? Úsala si lo tuyo es la fotografía y quieres agregarle una buena historia a la imagen que has capturado (así empecé yo, y ya tengo un sitio más grande 🙂

3. Periodicidad en la publicación de tus blogs 

Escribir es un proceso que puede ser agotador si no estás acostumbrado a hacerlo frecuentemente y es por eso que, el arte de blogguear depende de tu capacidad para producir textos. No se trata de publicar a diario, pero sí de hacerlo de forma constante para que más personas sepan que estás compartiendo tu conocimiento y lo estás transformando en contenido de interés. 

Cada marca personal o empresarial tiene una frecuencia particular en la periodicidad de la publicación de sus artículos, pero esto podría variar debido a dos factores: 

  • Tu actividad en redes sociales. Esto te ayuda a saber si tu comunidad está activa y en qué días lo está más. De esta forma puedes establecer días en la semana en donde lances una nueva publicación; así crearás un hábito de escritura y de diálogo con tu comunidad. 
  • Si no tienes tanta actividad en redes, pero quieres empezar con tu blog. ¡Haz pruebas! Solamente así podrás saber cuándo tu blog tiene más lectores. Puedes iniciar con algunos horarios pico como el desayuno o el almuerzo. Es una buena hora para tener el celular en la mano. 

Empezar siempre parecerá difícil si no tenemos una ruta para hacerlo. Esta es una de las rutas que podemos ofrecerte en compañía de Tutopress para que tomes impulso y saques adelante tu primer blog. Como siempre, agradezco a este portal el espacio para llegar a más personas que como tú, están buscando una luz para iniciar con su proyecto, bien sea por que quieren impulsar su emprendimiento o su marca personal.

Recuerda que puedes seguirme en Instagram como @lanata_r o ingresar a mi portal natalialondonor.com/blog en donde estoy compartiendo contigo cada semana mi conocimiento sobre las tres cosas que más me gustan: literatura y escritura, social media y creación de contenidos. ¡Nos vemos! 

¿Te resultó útil este contenido?

Haz clic en una estrella para calificar

Calificación promedio 0 / 5. Total de votos: 0

No hay votos, sé el primero en votar.

Como encontraste útil esta publicación...

¡Comparte en redes sociales!

Lamentamos que esta publicación no te haya sido útil 🙁

Ayúdanos a mejorar esta publicación

Dínos cómo podemos mejorarla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo empezar a escribir tu blog – 5 tips infaltables

Suscríbete al newsletter

Recibe los mejores consejos para mejorar tu sitio web directo en tu bandeja de entrada.

Te prometemos no compartir tus datos y nunca enviar spam.