Servidor Virtual Privado o VPS, Qué es y qué ventajas tiene

Servidor Virtual Privado o VPS, Qué es y qué ventajas tiene

Un servidor es un ordenador en el que se alojan todos los datos de un sitio web para que los usuarios tengan acceso en cualquier momento. Dentro de los servidores compartidos, encontramos un tipo de servidor muy útil para sitios con tráfico medio o alto: los servidores virtuales privados o VPS, en este breve artículo haremos un repaso a su definición y revisaremos las ventajas que son capaces de ofrecer.

¿Qué es un VPS?

Es un servidor virtual privado o Virtual Private Server (VPS por sus siglas en inglés), el proveedor de alojamiento web realiza una partición del disco para instalar un sistema operativo propio dentro de dicha partición. Básicamente, crea una capa virtual en la que puedes colocar el sistema favorito que elijas, así como otros tipos de software, lo cual agrega mayor versatilidad que un hosting compartido tradicional.

Los servidores virtuales privados permiten configurar tu sitio web dentro de un espacio seguro con recursos garantizados como memoria, espacio de almacenamiento y capacidad de procesamiento como si de un servidor dedicado se tratase. Para dejarlo claro, es una fase media entre el servidor compartido y el dedicado, solo que es más capaz que el primero, también mucho más seguro y menos costoso que el dedicado.

¿Qué ventajas tiene utilizar un Servidor Virtual Privado?

Además de que puedes encontrarlos a un precio competitivo y de que consigues un rendimiento seguro y personalizado, los VPS tienen varias ventajas, para toda clase de usuarios, que conviene destacar:

  • Es mucho más rápida la carga de la web porque no se comparte la RAM ni el almacenamiento. 
  • También es más seguro porque tampoco se comparten direcciones IP.
  • Al ser privado, el ancho de banda no se comparte, así que los aumentos de tráfico no afectarán a tu sitio.
  • Consigues acceso a un panel de control en donde puedes aplicar bases de datos e instalar software para personalizar aplicaciones y funciones como con MySQL o PHP.
  • Puedes ir aumentando la capacidad, de manera que a medida que aumente tu tráfico, mejores tu alojamiento.
  • Su relación calidad precio le convierte en una de las opciones más populares en el mercado.

En general, los VPS son utilizados cuando el servidor compartido no es suficiente y comienza presentar fallas por un aumento de tráfico. Sin embargo, no es una regla general. Para comercios electrónicos es ideal un VPS porque brinda mayor seguridad y reducen el riesgo de filtraciones de información y robo de identidad, por ejemplo. 

Lo mismo para los servidores de juegos, que necesitan un rendimiento estable, pues los VPS, como sabemos, no comparten RAM: Esperamos haberte aclarado las dudas con respecto a los VPS y sus beneficios para tu proyecto o sitio web.

¿Cómo mantener seguro tu Servidor Virtual Privado?

Los servidores virtuales privados o VPS están, constantemente, en contacto con otras máquinas. Esta exposición hace que exista la posibilidad de sufrir un ataque malicioso, por ejemplo, o robo de información que termine por afectar el sitio. También por el correcto funcionamiento del sitio web es necesario realices algunas acciones para mantener la seguridad de tu sitio.

Actualiza tus equipos

Con cualquier tipo de dispositivo es importante mantener las actualizaciones. En los VPS no es la excepción. Lo más prudente es que revises de forma regular la disponibilidad de parches y actualizaciones en tu servidor. De esta manera evitas las vulnerabilidades en tu sitio web.

Contraseñas fuertes

Quizá está de más, pero lo más recomendable es que tus contraseñas contengan tanto mayúsculas como minúsculas, al igual que símbolos. Y no deben ser predecibles, además de que es prudente realizar el cambio frecuente de estas contraseñas. Incluso, sumar una autenticación de dos pasos aumenta la seguridad y hace que tu sitio web sea una fortaleza.

Adicional: crea copias de seguridad, así evitas perder información ante cualquier caída o error.

Instala herramientas de seguridad y comprueba amenazas periódicamente

Como el servidor virtual privado permite instalar distintos programas, puedes optar por instalar una herramienta que gestione la seguridad de tu sitio de forma sencilla. Como, por ejemplo, un cortafuegos.

Y por último, pero no menos importante, es ideal que te mantengas al tanto sobre las amenazas que atacan a versiones en específico. Lo más común es informarse en grupos especializados y foros.